Arte

“Utilizamos manga y anime para ayudar a la gente a descubrir Japón”

“Utilizamos manga y anime para ayudar a la gente a descubrir Japón”
Written by ADMIN

“Un lugar de encuentro para la cultura y la cultura pop nacido del deseo de compartir la pasión por el manga y la animación”. Después de dos años de ausencia, la Japan Expo está de vuelta. Un paraíso para todos los fans del manga y el anime (sin miedo al calor ni a las multitudes) abrió sus puertas en el Parc des Expositions de Villepinte el pasado 14 de julio.

Después de haber desafiado al RER B y su calor, los poseedores de la entrada (entre 20 y 25 euros) pudieron pasearse entre el centenar de stands y puntos de venta repartidos por los 140.000 metros cuadrados de exposición. La oportunidad de llenar tus maletas con nuevos hallazgos, muchas golosinas, algunos autógrafos o tomarte fotos con los cosplayers de tus personajes favoritos o influencers. Entre los espacios más concurridos, por supuesto, el stand de la próxima película Una pieza: rojo, editoriales como Ki-oon, Glénat o Pika. Para eso vienen los fans. sin embargo, el JapanExpo se presenta como una exposición sobre “cultura japonesa” y no “cultura manga”.

“Detrás del manga, está Japón. »

Japón no es solo manga, animación o videojuegos. Para sus tres fundadores: Thomas Sirdey, Jean-François Dufour y Sandrine Dufour, Japan Expo no debe limitarse a esta visión fragmentada de la cultura japonesa. Los openings (créditos iniciales de los dibujos animados) son, para el equipo del festival, puertas de entrada a la música japonesa, incluyendo a ciertas estrellas como Miwa (intérprete de los créditos de niño del mes de Kamiari y conocido compositor en Japón) están presentes para promover su arte. “La cultura japonesa tiene un lugar destacado en el corazón de este festival, asegura Thomas Sirdey. Usamos manga y anime para ayudar a la gente a descubrir Japón. »

Para descubrir ese otro Japón en el festival, hay que dejar los stands de marketing de las grandes editoriales y estudios y la multitud compacta para acudir al espacio Wabisabi, menos frecuentado, pero repleto de creaciones. En este espacio de 1500 metros cuadrados, 80 artesanos japoneses llegaron a exponer sus obras. Bisutería artesanal, caligrafía tradicional o vajillas, y todo tipo de artesanía tradicional.

Saber ancestral por descubrir

“La gente que viene no necesariamente está ahí para eso, pero cuando ven nuestro trabajo, se detienen, se interesan y respetan nuestro trabajo”, dice Goro Koisumi, a través de un traductor intermediario. El artesano de 50 años llegó este miércoles desde Kamakura (ciudad de la prefectura de Kanagawa al suroeste de Tokio) para exhibir sus platos, copas de sake y palillos de madera tallada, grabada y luego lacada según la técnica Kamakura Bori. Esta técnica de lacado muy antigua (que data del siglo XII) requiere paciencia y meticulosidad.

Todo comienza con un bloque de madera. En este cubo, las manos expertas de los japoneses llegan a tallar un cilindro, luego un corte del tamaño de una taza de café, un poco basto al principio. Los cinceles de madera refinan la forma del recipiente, eliminan el exceso de material, lo decoran con algunos grabados. El corte está ahí, rugoso, ahora hay que lijarlo, para que quede lo más liso posible. Luego viene la etapa de lacado. Se aplica una primera capa, luego una segunda, una tercera. El paso se repetirá doce veces. Tras un pulido final, nace una copa de sake. Goro tardó dos meses en hacer esta copa de sake y hoy la presenta a los visitantes. Todo su saber hacer, lo explica con una gran sonrisa a los interesados. Algunos a veces se van con una taza o un par de palillos, pero todos salen de este puesto con un nuevo conocimiento de Japón.

#Utilizamos #manga #anime #para #ayudar #gente #descubrir #Japón

About the author

ADMIN

Leave a Comment