libros

“Sin ley ni amo”, de Arturo Pérez-Reverte: un libro con perro

"Sin ley ni amo", de Arturo Pérez-Reverte: un libro con perro
Written by ADMIN

Cada uno tiene sus propios trucos: cuando tengo ganas de llorar, por alguna razón innombrable, me recito un pasaje de la Odisea, siempre el mismo, “Allí yace tendido el desdichado Argos, todo cubierto de una alimaña que lo roe. Cuando cerca de él este perro ve a Odiseo, agita la cola y baja las dos orejas; pero no puede ir a su amo. Ulises, al verlo, secretamente deja escapar algunas lágrimas, robándole su confusión a Eumea…” Y no falla, se me empaña la pestaña.

Sin embargo, experimenté este sentimiento delicado, que ningún relato de desastre, muerte de un niño o bombardeo lejano me hace sentir, mientras leía la última novela de Pérez-Reverte, Sin ley ni amo (1). Y estoy agradecido a Pérez-Reverte, posiblemente el más grande novelista contemporáneo en lengua española, por haber igualado a Homero en mis referencias sentimentales.

LEA TAMBIÉN: La gira mundial de los bestsellers

Y no solo Homero. El autor cita como epígrafe una frase del “Coloquio de Perros”, tomada del nuevas copias de Cervantes. Bien podría haber evocado el “Viaje a la tierra de los houyhnhnms”, donde Gulliver se encuentra en una tierra inteligentemente gobernada por caballos, mientras que los hombres, los yahoos, son brutos gruesos y sin lenguaje. Estamos en un nivel filosófico muy del siglo XVIII, aunque todo esté sucediendo aquí y ahora.

LEA TAMBIÉN: “Territorio Comanche” de Arturo Pérez-Reverte o la apología del reportero de guerra

Negro, el héroe, robusto bastardo de mastín español y fila brasileiro, “antiguo guerrero de la población de gladiadores”Es un veterano de las peleas de perros organizadas por hombres codiciosos y crueles: redundancia enorme. Aquí va en busca de dos amigos desaparecidos, sin duda secuestrados para servir a las diversiones de los humanos. Boris le Beau, un borzoi de refinada elegancia, y Teo, un sabueso de Rhodesia enamorado de un setter irlandés exquisitamente rubio, “Tan hermosa que moviendo la cola podría haber derretido el asfalto, y bastaba verla caminar para entender que lo sabía. Las perras siempre lo saben. »

Un pobre ratonero andaluz

Así que Negro está buscando a sus amigos. Él los encontrará, ¡ay! Teo se ha convertido en un asesino: el futuro Espartaco de una gran revuelta contra el horror de los hombres, incluidos los niños. Boris fue sacrificado sexualmente, como Rochefort y Marielle en la sublime película. Tranquilo, un desaire definitivo a todo decoro feminista. En cuanto al desdichado bodeguero -pobre rata andaluza, a quien sus amos abandonaron en un área de descanso de la carretera, ¡que se asen en el infierno!-, morirá recordando a la niña en cuyo olor se acurrucaba, cuando era un cachorro…

LEA TAMBIÉN: Leemos “El poder de las sombras”: Sylvie Germain y el mal

El libro está dedicado a los perros en la vida del autor, incluido un Mordaunt que sale directamente de Veinte años despuéscomo su Club Dumas (1993) de la que Polanski filmó La novena puerta. Todo es contestado por los grandes autores. Dudo que Pérez-Reverte lea las crónicas literarias de Marianne. Pero si eso sucede, quiero decirle que Siempre los perros son mejores que los hombres, y su novela es mejor que todas las ficciones contemporáneas o autoficciones llenas de buenos sentimientos políticamente correctos. corregir los buenos sentimientos”).
_

Arturo Pérez-Reverte, Sin ley ni amoUmbral, 209 p., 19€.

(1) El título original, Los perros duros no bailan“Tough Dogs Don’t Dance”, que aparece en el Capítulo 5, es una probable alusión a la novela de Norman Mailer, Los tipos duros no bailan (“Los verdaderos tipos duros no bailan”, Robert Laffont). ¿Temía Le Seuil que en nuestro mundo aculturado, el lector no captara la referencia?

#Sin #ley #amo #Arturo #PérezReverte #libro #con #perro

About the author

ADMIN

Leave a Comment