PELÍCULAS

Una película de acción china rodada en las ruinas de Siria

Una película de acción china rodada en las ruinas de Siria
Written by ADMIN

Bachar Al-Assad acaba de visitar Alepo por primera vez desde la reconquista, en 2016, de este bastión de la insurrección revolucionaria. El líder sirio estuvo acompañado por su esposa y sus tres hijos. El mayor, llamado Hafez en honor a su abuelo, el fundador de la dinastía Assad, es, a pesar de sus 21 años, ya se presenta como heredero designado. El dictador sirio incluso visitó brevemente la Mezquita Omeya en Alepo, cuyo icónico minarete, blanco de un bombardeo del gobierno en 2013, aún yace entre los escombros. Porque la reconstrucción del país sigue siendo muy laboriosa, el régimen se niega a rehabilitar barrios anteriormente rebeldes. El objetivo es, en las ruinas de Siria, recordar lo que cuesta oponerse al déspota, pero también evitar alentar un posible regreso de los refugiados que potencialmente protestan.

Ubicado a pocos kilómetros al sur de Damasco, el suburbio de Hajar Al-Aswad toma su nombre del ” Piedra negra “ que habría sido colocado por el propio profeta Mahoma en uno de los rincones de la Kaaba, el lugar más sagrado del Islam en La Meca. Este barrio desfavorecido ha estado poblado históricamente por refugiados sirios, expulsados ​​en 1967 de los Altos del Golán, durante la ocupación israelí de estas estratégicas alturas. En una comunidad de exilio y pobreza, estaba flanqueado al norte por el campo de refugiados palestinos de Yarmouk, que, como él, se convirtió en 2012 en un bastión de la resistencia al régimen de Assad.

Entonces que Yarmouk sufrió un asedio despiadado en 2013-15durante el cual cerca de doscientos civiles murieron de hambre, Hajar al-Aswad fue escenario de feroces combates, primero entre el régimen y los insurgentes, luego entre éstos y los yihadistas de Daesh, finalmente dueños de la zona, hasta ser expulsados ​​de ella en 2018. Estos ciclos de enfrentamientos dejaron en ruinas a Hajar al-Aswad, una desolación que el régimen de Assad dejó prácticamente en su estado.

Tráfico rentable de captadores

De hecho, el déspota sirio sigue estando menos preocupado por el destino de sus compatriotas que por la explotación de los recursos esenciales para la preservación de su régimen. La malversación de la ayuda internacional a la población, que fue una de las principales fuerzas impulsoras detrás de tal preservación, ahora es menos lucrativo para los Assad que el tráfico de captagón, esta anfetamina de la que el régimen se ha convertido en el principal productor en Oriente Medio.

Pero la dictadura siria, siempre inventiva cuando se trata de generar nuevos ingresos, ahora está explotando la ganancia inesperada de las ruinas que ella misma ha causado. La ambientación del fin del mundo de Hajar Al-Aswad ha seducido al propio Jackie Chan, hasta el punto de que la estrella del kung-fu de Hong Kong, que se ha convertido en uno de los productores más destacados de Pekín, decidió rodar su próximo gran presupuesto. película.

Le queda por leer el 44,31% de este artículo. Lo siguiente es solo para suscriptores.

#Una #película #acción #china #rodada #las #ruinas #Siria

About the author

ADMIN

Leave a Comment